Las Lesiones más frecuentes del fútbol

Las lesiones más frecuentes del fútbol son generalmente agudas o acumulativas. Las lesiones agudas son traumáticas, a menudo causadas por una caída, un golpe o una colisión entre jugadores.

Las lesiones acumulativas son aquellas en las que el estrés repetitivo en un músculo, articulación o tejido conectivo desencadena dolores, dolores y deterioro físico que empeoran progresivamente. Saber cómo y por qué ocurren las lesiones en el fútbol es el primer paso para prevenirlas.

Lesiones de rodilla en el fútbol

Entre las lesiones más comunes en el fútbol se encuentran las que involucran la rodilla. Esto se debe a que el fútbol es un deporte que no solo implica patadas, sino que requiere que los jugadores se detengan y cambien de dirección rápidamente.

El movimiento explosivo y espontáneo ejerce una tensión de rotación extrema en las rodillas, así como en los ligamentos que las sostienen. Cuando la tensión supera la limitación de un ligamento, puede provocar un esguince o desgarro en la articulación de la rodilla.

Los cuatro ligamentos que ayudan a estabilizar la articulación de la rodilla son los siguientes:

  •  Ligamento cruzado anterior (LCA) en la parte delantera de la rodilla
  • Ligamento cruzado posterior (LCP) en la parte posterior de la rodilla
  • Ligamento colateral medial (MCL) en el interior de la rodilla
  • Ligamento colateral lateral (LCL) en la parte exterior de la rodilla

Lesión del ligamento cruzado

Este tipo de lesión no siempre causa mucho dolor, pero generalmente causa un fuerte «crack» cuando ocurre. El dolor y la hinchazón se desarrollarán dentro de las 24 horas, seguidos de la pérdida del rango de movimiento y la sensibilidad a lo largo de la línea de la articulación.

Las lesiones que involucran el ligamento cruzado anterior (LCA) son las lesiones de rodilla más comunes entre los jugadores de fútbol. Debido a que los ligamentos son menos retráctiles que los músculos o tendones, son especialmente vulnerables al daño.

Lesión de menisco

Otra lesión común en el fútbol es una lesión de menisco. El menisco es una pieza de cartílago en forma de C que protege el espacio entre el fémur (hueso del muslo) y la tibia (hueso de la espinilla). Los desgarros de menisco son dolorosos y, a menudo, son el resultado de una torsión, un giro, una desaceleración o un impacto repentino.

Diagnósticos de lesiones de rodilla

Cuando hay una lesión en la rodilla, se diagnostica en la siguiente escala de calificación:

  • Grado 1: Esguince leve
  • Grado 2: Desgarro parcial
  • Grado 3: Desgarro completo

Aunque muchas lesiones en el fútbol involucran las extremidades inferiores, otras partes del cuerpo pueden lesionarse, al igual que con cualquier otro deporte de contacto. Además de los esguinces y desgarros del ligamento de la rodilla y del menisco, los jugadores de fútbol también pueden experimentar estas otras lesiones.

Esguinces de tobillo

Los esguinces de tobillo ocurren cuando hay un estiramiento y desgarro de los ligamentos que rodean la articulación del tobillo. Los esguinces laterales de tobillo (fuera del tobillo) pueden ocurrir en el fútbol cuando un jugador patea la pelota con la parte superior del pie. Un esguince de tobillo medial (dentro del tobillo) puede ocurrir cuando los dedos están hacia afuera mientras el pie está flexionado hacia arriba.

Tendinitis de Aquiles

La tendinitis de Aquiles es una lesión crónica que se produce como resultado del uso excesivo y se siente como dolor en la parte posterior del tobillo. Los futbolistas realizan movimientos repetitivos y repentinos que eventualmente pueden causar esta lesión con el tiempo.

Ruptura del tendón de Aquiles

Una ruptura implica el desgarro parcial o completo del tendón de Aquiles, a menudo con un sonido de estallido audible.Esto puede ocurrir cuando un jugador de fútbol realiza movimientos rápidos y explosivos, como perseguir la pelota de fútbol o alejarse de un miembro del equipo contrario. .

Conmoción cerebral

La conmoción cerebral es una forma de lesión cerebral traumática leve (mTBI) causada por un impacto repentino en la cabeza. Si bien los jugadores de fútbol están entrenados para golpear la pelota con la cabeza, cuando no están preparados para el impacto, puede ocurrir una conmoción cerebral. Las colisiones con otros jugadores o con el suelo también pueden provocar conmociones cerebrales.

Tirón de la ingle

Un tirón en la ingle es un tipo de distensión que ocurre cuando los músculos de la parte interna del muslo se estiran más allá de sus límites. Un jugador de fútbol puede lastimarse la ingle cuando patea una pelota y / o encuentra resistencia por parte de un oponente que intenta patear la pelota en otra dirección.

Lesión en el muslo

Las lesiones de los isquiotibiales involucran los tres músculos de la espalda del muslo y pueden variar desde una distensión leve hasta una ruptura total. Los movimientos continuos de correr, correr y detenerse en el fútbol pueden provocar lesiones en los isquiotibiales.

Síndrome de la banda iliotibial

Esta es una lesión por uso excesivo que involucra un tendón llamado banda IT, el tejido conectivo a lo largo de la parte exterior del muslo. Correr continuamente durante el fútbol puede crear fricción a medida que se tira de la banda IT a lo largo de la parte exterior de la rodilla, lo que puede provocar tendinitis.

Fascitis plantar

Este culpable común del dolor de pie es causado por la inflamación de la banda de tejido que va desde el talón hasta los dedos de los pies. Hay una serie de factores que pueden causar fascitis plantar entre los jugadores de fútbol, ​​como jugar con calzado inadecuado sin un buen soporte para el arco o jugar en superficies duras.

Músculo de la pantorrilla estirado

Esta lesión ocurre cuando uno de los músculos de la parte inferior de la pierna (ya sea el gastrocnemio o el sóleo) se extrae del tendón de Aquiles. Correr o saltar espontáneamente es a menudo una causa.

Rodilla de corredor

El síndrome de dolor femororrotuliano, a menudo llamado rodilla de corredor, es una afección en la que el cartílago debajo de la rótula se daña debido a una lesión o uso excesivo. Puede ocurrir cuando hay desalineación en la rodilla o tendones tensos.

Fracturas por estrés

Las fracturas por estrés a menudo son el resultado de un uso excesivo o impactos repetidos en un hueso, particularmente entre los jugadores de fútbol. El resultado es un hematoma severo o un leve agrietamiento en el hueso.

Tendinitis

Cuando un tendón está inflamado, se denomina tendinitis. Generalmente se asocia con el uso excesivo, pero también se puede desarrollar cuando una lesión traumática crea microdesgarros en las fibras musculares.

Prevención de lesiones en el fútbol

Muchas lesiones en el campo de fútbol son el resultado directo del uso excesivo, el sobreentrenamiento, el mal acondicionamiento o la falta de un calentamiento adecuado. Para ayudar a reducir el riesgo de una lesión en el fútbol:

  • Calienta al menos 30 minutos antes de jugar, prestando especial atención a estirar las ingles, las caderas, los isquiotibiales, los tendones de Aquiles y los cuádriceps.
  • Usa equipo de protección, incluidos protectores bucales, espinilleras, protección para los ojos y rodilleras y coderas. Asegúrate de que tengan el tamaño y el mantenimiento adecuados.
  • Revisa el campo de juego en busca de cualquier cosa que pueda causar una lesión, incluidos agujeros, charcos, vidrios rotos, piedras o escombros.
  • Evita jugar durante las inclemencias del tiempo o inmediatamente después de una lluvia fuerte cuando el campo esté especialmente resbaladizo y embarrado.
  • Date tiempo para curarte después de una lesión, incluso una relativamente menor. Regresar demasiado pronto aumenta el riesgo de volver a lesionarse.

Ya sea que sea un jugador de fútbol de élite, parte de una liga o simplemente juegue por diversión y ejercicio, presta atención a tu cuerpo y reconoce cualquier signo de lesión. Trata sus articulaciones con respeto, especialmente si tienes tendinitis u otras lesiones por uso repetitivo. Si tienes un brote, no confíes en los analgésicos para ayudarte a superarlo. Es mejor sentarse uno o dos partidos y evitar agravar la lesión.

En clínica Alai contamos con un equipo de profesionales dentro del campo de la Traumatología en Madrid dirigidos por el Dr. Mikel Aramberri. Si necesitas cualquier tipo de información y/o consulta estaremos encantados de atenderte físicamente en:

C/ José Antonio Fernández Ordóñez, 44. Oficina 1 (Entrada por la urbanización). 28055, Madrid

O llamando al: 

(+34) 910 09 29 13 / 655467020 (Whatsapp de L a V de 10.00 a 20.00)

www.alaismc.com