Selfie en la Nieve Esquiando

Las Lesiones más frecuentes en el esquí

Llegado el frío y el invierno, muchos son los grupos de amigos y familias que se desplazan a las estaciones de esquí más cercanas para disfrutar de la nieve y el deporte. Para ello, una de las mejores opciones, suele ser el esquí, y hoy vamos a hablar sobre sus lesiones más frecuentes.

El esquí alpino y el snowboard se han convertido en los deportes de alta montaña más populares durante los últimos años. No obstante, una mala práctica del deporte puede ocasionar accidentes en las pistas, provocando contusiones y graves lesiones.

Y no únicamente nos referimos a traumatismos provocados por el esquí… Hay muchos otros deportes como el snowboard, el esquí de fondo, el esquí de travesía,… Que comparten la gran mayoría de peligros y problemas del esquí alpino.

Lo más frecuente son las contusiones por caídas y golpes en diversas partes del cuerpo, principalmente aquellas que están más expuestas a la hora de tropezar durante la práctica del deporte en cuestión. También es posible tener alguna colisión con obstáculos u otros esquiadores. Pasemos a ver cuales son las lesiones más comunes que podemos sufrir.

¿Sabías que… Durante la temporada de esquí del 2018-2019 se obtuvo una cifra récord en cuanto a visitantes en estaciones de esquí y montaña? Más de 5 millones y medio de personas quisieron disfrutar de su tiempo de ocio en las cumbres.

Lesiones de Hombro

Unas de las lesiones más frecuentes en el esquí son las luxaciones de hombro. Suelen originarse principalmente por las caídas. Antes de realizar un tratamiento para estas lesiones, debemos cerciorarnos de que no existen lesiones vasculonerviosas. Posteriormente, una reducción de hombro y una estabilización de la zona con un cabestrillo será lo mejor mientras esperamos la consulta especializada pertinente.

Lesiones de Mano

Señor Esquiando

Aquí tenemos principalmente una lesión llamada el ‘’Pulgar del Esquiador’’ o ‘’Pulgar del Guardabosques’’. El pulgar del esquiador se puede detectar principalmente si sufres un fuerte dolor en el dedo pulgar de la extremidad. Esto es debido a una lesión del ligamento colateral. Dicha lesión normalmente ocurre si caes sobre el pulgar extendido y es más frecuente si estamos sosteniendo algo con el pulgar (Como por ejemplo, un bastón de esquí). Los síntomas del pulgar del esquiador principales son hinchazón y dolor, muchas veces acompañados de una ligera pérdida de fuerza al pellizcar o agarrar algo con el pulgar. El tratamiento si el ligamento no está completamente roto sería llevar una férula o yeso durante 4 a 6 semanas, aproximadamente. No obstante, en caso de rotura completa del ligamento, el pulgar del esquiador deberá ser operado y el tratamiento será quirúrgico.

Lesiones de Clavícula

Principalmente suelen ser las fracturas de clavícula las lesiones más comunes en esta zona. Pueden ser de alto o bajo grado dependiendo del desplazamiento o de la afectación ligamentosa. Recomendamos encarecidamente que se plantee el tratamiento quirúrgico en la gran mayoría de los casos para favorecer la recuperación o, por lo menos, la consulta con un experto para determinar la gravedad de la lesión. En el caso de tratarse finalmente de una lesión de bajo grado se deberá aplicar un cabestrillo y fisioterapia posterior.

Lesiones de Rodilla

Otra de las lesiones más frecuentes en el esquí, la más temida y común en la rodilla, es la del ligamento cruzado anterior (O lesión LCA), y también una de las más graves. También pueden ocasionarse lesiones de ligamento lateral interno y meniscos que, en algunos casos, al presentarse de manera combinada, se denomina la tríada. Estas lesiones son ocasionadas por un giro brusco anterior de la tibia con respecto al fémur y el menisco. La lesión de ligamento cruzado anterior suele tener mucha presencia en el esquí y los deportes de nieve debido a que las botas tienden a estar ancladas al objeto con el que nos deslizamos, provocando que la inercia y la velocidad tras una caída en bajada, desplace dichos huesos y las fuerzas de torsión provoquen la rotura del ligamento.

¿Sabías que… El esquí de kilómetro lanzado es el deporte no motorizado más rápido del mundo? Actualmente el récord de velocidad esquiando está en 255km/h, aunque sólo 7 esquiadores velocistas en todo el mundo han llegado a superar los 250km/h

Chico Esquiando

Factores que Favorecen las Lesiones al Esquiar

Hay varios factores que favorecen el sufrir una lesión esquiando. Algunos de ellos vienen determinados por la persona que realiza la práctica del deporte, y otros vienen dados por factores externos.

El Sexo

Anatómicamente, las mujeres tienen mayor riesgo de sufrir lesiones, sobretodo la mencionada anteriormente, la lesión del ligamento cruzado anterior.

La Forma Física

La preparación física es muy importante a la hora de prevenir lesiones, de cualquier tipo y en cualquier deporte. Una buena preparación física denota una mayor fortaleza y resistencia a las lesiones. Es conveniente estar en forma para practicar deporte.

Experiencia

La gran mayoría de lesiones las sufren personas que se han iniciado recientemente y aún no tienen el nivel suficiente de esquí. Entender, aprender y no querer adelantarse en el proceso será vital para no correr un mayor riesgo de lesionarnos. Los beneficios de tener experiencia son cruciales para la reducción de lesiones.

Cansancio

Muchas de las lesiones más frecuentes en el esquí se provocan debido a accidentes por un exceso de horas realizando la práctica del esquí alpino y el snowboard. Es importante saber cuándo parar, ya que el cansancio y el agotamiento puede causar más y peores lesiones. Es frecuente la frase en los lesionados: “Era la última bajada del día…”

Edad

Por norma general, teniendo en cuenta los puntos anteriormente tratados, una persona mayor debería tener más propensión a lesionarse debido a una peor forma física, pero en este caso, la falta de experiencia juega peores pasadas a los más jovenes iniciados en este deporte, debido a que el nivel no suele ser el suficiente. Precaución siempre.

Condicionantes Externos

Hay muchos factores externos a tener en cuenta para reducir la posibilidad de lesión. No obstante, nuestras principales recomendaciones nos llevarían a hablar de una elección adecuada del equipo de deporte (Botas, palos, gafas, casco, ropa, esquís, fijaciones,…), una comprobación de la dureza de la nieve sobre la que vamos a esquiar, ya que una nieve en malas condiciones o con una dureza demasiado elevada puede provocar que haya un aumento drástico de las caídas y golpes, así como las temidas frenadas en la peligrosa nieve primavera, y por último, es recomendable una comprobación del clima y una consulta pertinente sobre recomendaciones específicas a los profesionales de vuestra estación de esquí.

¿Qué hacer si sufrimos alguna lesión esquiando?

En primer lugar, si el accidente ha sido presenciado y ha sido muy aparatoso, se ha de contactar con los equipos de rescate, para que acudan a la mayor brevedad y con el equipamiento de inmovilización y transporte adecuados.

Si por el contrario es una caída menos grave, primero sería tomar conciencia de dónde estamos, la posición, el entorno (Si corremos algún peligro) e intentar, en la medida de lo posible, estar quietos. Una vez hayamos valorado la funcionalidad de nuestra conciencia o la del esquiador lesionado, debemos mover muy lentamente las diferentes partes de nuestro cuerpo para descartar dolores o molestias (Piernas, cabeza, espalda, cuello, manos, brazos, hombros,…). Acto seguido, si todo está correctamente, deberíamos incorporarnos poco a poco, intentando sentarnos en el suelo y, después de un lapso de tiempo, levantarnos completamente. Si en alguno de los momentos hemos sentido molestias o dolores, será preciso que alguien llame a las asistencias con la mayor celeridad posible para poder ser atendido correctamente.

Recomendaciones a tener en cuenta

Lo primero en lo que deberíamos pensar es en la prevención de riesgos, no en vano en el refranero popular podemos encontrar el dicho ‘’Es mejor prevenir que curar’’. Es muy recomendable tener en cuenta los factores mencionados anteriormente para prevenir las lesiones.

Si, aún y todo tras haber tenido en cuenta el máximo de precauciones y prevenciones necesarias, nos hemos lesionado, deberíamos acudir lo antes posible a un experto traumatólogo. La experiencia en traumatología será un factor fundamental para un buen diagnóstico y posterior recuperación. La visita al médico es fundamental en estos casos, incluso si creemos que no nos hemos lesionado de gravedad.

Sabías que… ¿El grado del dolor es independiente del grado de la lesión? Las personas tenemos formas muy diferentes de reaccionar ante diferentes estímulos como el dolor y por ello no somos capaces de determinar únicamente por el grado de dolor la gravedad de la lesión.

Paisaje de Esquí

En clínica Alai contamos con un equipo de profesionales dentro del campo de la Traumatología en Madrid dirigidos por el Dr. Mikel Aramberri. Si necesitas cualquier tipo de información y/o consulta estaremos encantados de atenderte físicamente en:

C/Arturo Soria, 342 (Entrante), local 3 28033 Madrid

O llamando al: 

(+34) 910 09 29 13 / 655467020 (Whatsapp de L a V de 10.00 a 20.00)

www.alaismc.com