TODO SOBRE EL SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO

El síndrome del túnel carpiano es causado por la presión sobre el nervio mediano. El túnel carpiano es un pasaje estrecho rodeado de huesos y ligamentos en el lado de la palma de la mano. Cuando se comprime el nervio mediano, los síntomas pueden incluir entumecimiento, hormigueo y debilidad en la mano y el brazo.

La anatomía de la muñeca, los problemas de salud y posiblemente los movimientos repetitivos de la mano pueden contribuir al síndrome del túnel carpiano. El tratamiento adecuado generalmente alivia el hormigueo y el entumecimiento y restaura la función de la muñeca y la mano.

Síntomas

Los síntomas del síndrome del túnel carpiano generalmente comienzan gradualmente e incluyen:

  • Hormigueo o entumecimiento. Puede notar hormigueo y entumecimiento en los dedos o la mano. Por lo general, los dedos pulgar e índice, medio o anular se ven afectados, pero no el dedo meñique. Es posible que sienta una sensación como una descarga eléctrica en estos dedos. La sensación puede viajar desde su muñeca hasta su brazo. Estos síntomas a menudo ocurren mientras sostiene el volante, el teléfono o el periódico, o pueden despertarlo del sueño. Muchas personas «sacuden» sus manos para tratar de aliviar sus síntomas. La sensación de entumecimiento puede volverse constante con el tiempo.
  • Debilidad. Puede experimentar debilidad en la mano y dejar caer objetos. Esto puede deberse al entumecimiento de la mano o la debilidad de los músculos que pellizcan el pulgar, que también están controlados por el nervio mediano.

Causas

El síndrome del túnel carpiano es causado por la presión sobre el nervio mediano.

El nervio mediano va desde su antebrazo a través de un pasaje en su muñeca (túnel carpiano) hasta su mano. Proporciona sensación al lado de la palma de su pulgar y dedos, excepto el dedo meñique. También proporciona señales nerviosas para mover los músculos alrededor de la base del pulgar (función motora).

Cualquier cosa que apriete o irrite el nervio mediano en el espacio del túnel carpiano puede provocar el síndrome del túnel carpiano. Una fractura de muñeca puede estrechar el túnel carpiano e irritar el nervio, al igual que la hinchazón y la inflamación causadas por la artritis reumatoide.

Muchas veces, no existe una causa única del síndrome del túnel carpiano. Puede ser que una combinación de factores de riesgo contribuya al desarrollo de la afección.

Factores de riesgo

Se han asociado varios factores con el síndrome del túnel carpiano. Aunque es posible que no causen directamente el síndrome del túnel carpiano, pueden aumentar el riesgo de irritación o daño al nervio mediano. Éstos incluyen:

  • Factores anatómicos. Una fractura o dislocación de la muñeca, o una artritis que deforma los huesos pequeños de la muñeca, pueden alterar el espacio dentro del túnel carpiano y ejercer presión sobre el nervio mediano. Las personas que tienen túneles carpianos más pequeños pueden tener más probabilidades de tener el síndrome del túnel carpiano.
  • Sexo. El síndrome del túnel carpiano es generalmente más común en mujeres. Esto puede deberse a que el área del túnel carpiano es relativamente más pequeña en las mujeres que en los hombres. Las mujeres que tienen el síndrome del túnel carpiano también pueden tener túneles carpianos más pequeños que las mujeres que no tienen la afección.
  • Condiciones que dañan los nervios. Algunas enfermedades crónicas, como la diabetes, aumentan el riesgo de daño a los nervios, incluido el daño al nervio mediano.
  • Condiciones inflamatorias. La artritis reumatoide y otras afecciones que tienen un componente inflamatorio pueden afectar el revestimiento alrededor de los tendones de la muñeca y ejercer presión sobre el nervio mediano.
  • Medicamentos. Algunos estudios han demostrado un vínculo entre el síndrome del túnel carpiano y el uso de anastrozol (Arimidex), un medicamento que se usa para tratar el cáncer de mama.
  • Obesidad. Ser obeso es un factor de riesgo para el síndrome del túnel carpiano.
  • Cambios en los fluidos corporales. La retención de líquidos puede aumentar la presión dentro de su túnel carpiano, irritando el nervio mediano. Esto es común durante el embarazo y la menopausia. El síndrome del túnel carpiano asociado con el embarazo generalmente mejora por sí solo después del embarazo.
  • Otras condiciones médicas. Ciertas afecciones, como la menopausia, los trastornos de la tiroides, la insuficiencia renal y el linfedema, pueden aumentar sus posibilidades de desarrollar el síndrome del túnel carpiano.
  • Factores del lugar de trabajo. Trabajar con herramientas vibratorias o en una línea de montaje que requiera flexión prolongada o repetitiva de la muñeca puede crear una presión dañina sobre el nervio mediano o empeorar el daño del nervio existente, especialmente si el trabajo se realiza en un ambiente frío. Sin embargo, la evidencia científica es contradictoria y estos factores no se han establecido como causas directas del síndrome del túnel carpiano.

Varios estudios han evaluado si existe una asociación entre el uso de la computadora y el síndrome del túnel carpiano. Alguna evidencia sugiere que es el uso del mouse, y no el uso de un teclado, lo que puede ser el problema. Sin embargo, no ha habido suficiente calidad y evidencia consistente para respaldar el uso extensivo de computadoras como factor de riesgo para el síndrome del túnel carpiano, aunque puede causar una forma diferente de dolor en la mano.

Prevención

No existen estrategias comprobadas para prevenir el síndrome del túnel carpiano, pero puede minimizar el estrés en sus manos y muñecas con estos métodos:

  • Reduzca su fuerza y ​​relaje su agarre. Si su trabajo involucra una caja registradora o un teclado, por ejemplo, presione las teclas suavemente. Para una escritura a mano prolongada, use un bolígrafo grande con un adaptador de agarre suave de gran tamaño y tinta de flujo libre.
  • Tome descansos breves y frecuentes. Estire y doble suavemente las manos y muñecas periódicamente. Tareas alternas cuando sea posible. Esto es especialmente importante si utiliza equipos que vibran o que requieren que ejerza una gran cantidad de fuerza. Incluso unos pocos minutos cada hora pueden marcar la diferencia.
  • Cuida tu forma. Evite doblar la muñeca completamente hacia arriba o hacia abajo. Lo mejor es una posición intermedia relajada. Mantenga su teclado a la altura del codo o un poco más abajo.
  • Mejora tu postura. Una postura incorrecta hace que los hombros se muevan hacia adelante, acortando los músculos del cuello y los hombros y comprimiendo los nervios del cuello. Esto puede afectar sus muñecas, dedos y manos y puede causar dolor de cuello.
  • Cambia el mouse de tu computadora. Asegúrese de que el mouse de su computadora sea cómodo y no fuerce su muñeca.
  • Mantén tus manos calientes. Es más probable que desarrolle dolor y rigidez en la mano si trabaja en un ambiente frío. Si no puede controlar la temperatura en el trabajo, póngase guantes sin dedos que mantengan sus manos y muñecas calientes.

En clínica Alai contamos con un equipo de profesionales dentro del campo de la Traumatología en Madrid dirigidos por el Dr. Mikel Aramberri. Si necesitas cualquier tipo de información y/o consulta estaremos encantados de atenderte físicamente en:

C/ José Antonio Fernández Ordóñez, 44. Oficina 1 (Entrada por la urbanización). 28055, Madrid

O llamando al: 

(+34) 910 09 29 13 / 655467020 (Whatsapp de L a V de 10.00 a 20.00)

www.alaismc.com